Pedro Narciso Brun, mi tío Kacho
n. 6 Junio 1920 - 3 Abril 2013, en Buenos Aires

IN MEMORIAM
Por ©ClaudioSerraBrun. Buenos Aires, 6 de Abril 2013.
Nuestro tío Kacho, Pedro Narciso Brun, nos ha dejado. Sólo tenía 92 años, a dos meses de cumplir 93. Maestro de la Alegría de Vivir, no olvidaremos su ejemplo. Dios guarde en la Gloria su alma.
Pedro Brun, en el día de su 92 cumpleaños, 6 Junio 2012 Su mujer, Malena Gómez
Con su hermana, Prof. Irma Brun de Serra (2008)

Nuestro Tío Kacho, Pedro Narciso Brun, nos ha dejado. Sólo tenía 92 años, a dos meses de cumplir 93. Maestro de la Alegría de Vivir, Maestro Técnico, Krauseano fiel, casi Ingeniero por 4 materias, que no rindió a causa de la juventud y el abundante trabajo de aquélla Argentina floreciente, Pedro Brun cultivó su vida con la dedicación al trabajo, a su mujer, a sus padres, a su hermana tempranamente viuda, a sus amigos, a su querida Patria Argentina. y desde que nacimos mi hermano y yo, a sus sobrinos.

Así fue el Tío Kacho. Y cuando temprano en nuestras vidas, nuestro Papito fue llamado al Cielo, con sólo 49 años, nosotros que éramos sólo niños, allá por febrero de 1961, seguimos aprendiendo a vivir de la mano de nuestro Tío Kacho. Desde entonces nos acompañó en todas las etapas de la vida. Siempre estuvo presente para ayudar con su buen hacer antiguo, de otra época más feliz de Argentina que la que nos ha tocado vivir a mi generación. Él era quien arreglaba todo y organizaba las cosas menudas y burocráticas de la vida de mi madre, su hermana viuda, y quien nos llevaba puntualmente todos los fines de semana al Club de Gimnasia y Esgrima, con su Renault Dauphine que a mí me parecía una nave espacial, con su techo redondeado de color verde claro, sus ventanillas de atrás, para mirar como tripulantes alertas todo lo que pasaba...

De raíces españolas y francesas, mi tío Kacho estaba formado con la madera noble de los primeros Industriales, esa generación feliz de los años veinte y treinta de la Argentina rica, que soñaba con un país grande en la labor de la sociedad, acorde a las dimensiones y generosidad de su riqueza y de su historia de Libertad. Fue egresado de la Escuela Nacional de Educación Técnica Nº1 de Argentina, el célebre "Otto Krause", en 1939, División Eléctrica 2ª, lo cual significa un ideario difícil de imaginar por nosotros ahora, ya que estamos hablando de aquéllos años en que todo surgía en Argentina, y los técnicos podían elegir las empresas donde volcar sus conocimientos en el desarrollo de la grandeza del país...

Apenas egresado del Krause se inscribió en la Facultad de Ingeniería de La Plata, y los viajes en tren eran su lugar de estudio de las ciencias exactas del ingeniero. En ese entonces, los gerentes de empresa iban al Krause para contratar técnicos para sus empresas. Fue así como Kacho comenzó a trabajar en las más importantes empresas iniciáticas: la Compañía Telefónica, y varias más, porque los técnicos podían darse el lujo de cambiar, deambular por las empresas que los reclamaban, porque todo el país se estaba irguiendo en base a la industria...

Por la noche, Pedro estudiaba en su habitación de la calle Perú y Chile, con el balcón de espirales y volutas de hierro forjado, hecho por maestros inmigrantes que trajeron todos los oficios y construyeron media Argentina...

Así pasaron los años, y multitud de anécdotas se agolpan en la memoria, de las infinitas charlas que tuve con mi tío Kacho.

Porque el mundo que vemos, la vida que vivimos no es nuestra, solamente nuestra. Y llevamos hacia el mismo horizonte de la vida, la labor de las manos que nos precedieron, el pulso de existir, los sueños de nuestros mayores. Nuestra tarea es seguir, como nos han enseñado. Seguir haciendo bien las cosas, por siempre.Como nuestros queridos maestros.

©ClaudioSerraBrun, 6 Abril de 2013. http://www.poesur.com – poesur@gmail.com

...Y Jesús le dijo: «Yo soy la Resurrección y la Vida. El que cree en mí, aunque muera, vivirá: Y todo aquél que vive y cree en Mí, no morirá jamás».

El Nuevo Testamento. Evangelio según San Juan, XI, 25

Palabras de recuerdo

26 de febrero de 2014

Querido tío Kacho, cuántos recuerdos, cuántos años han pasado en estos días por mis manos, recorriendo tus cosas, tu vida llevada con hermosa dignidad y modestia, ejemplo de rectitud para nosotros, mi hermano y yo, desde pequeños, tan solos por la repentina ausencia de nuestro querido padre español José María Serra Bertrán... Vos fuiste nuestro segundo padre, nuestro segundo maestro de la alegría de vivir española, del buen carácter, mezclado con la austeridad francesa de los Brun, siempre tan parcos en lo material, tan medidos en todo, como los antiguos cristianos de frontera, de Roncesvalles, de Pau, de Saint Jean Pied-de-Port, origen de nuestros mayores, a la vera del Gran Camino, del Camino de Santiago... Querido Kacho, nos acompañas siempre, siempre estarás en nuestros recuerdos, como estuviste más de 50 años acompañándonos en nuestras vidas... Querido tío Kacho, don Pedro Narciso Brun, presente!!

Norberto y Claudio Serra Brun.

Buenos Aires, 26 Febrero 2014

Editor: ©ClaudioSerraBrun - Puede reproducir los textos propios para fines culturales, solo citar Poesur, el link y el Autor: poesur@gmail.com http://www.poesur.com/ Peut reproduire les textes et les photos seulement pour iniciatives culturelles, citer seulement la source et l'Auteur + le liens Poesur: poesur@gmail.com http://www.poesur.com/ You may reproduce these texts for cultural purposes, but only if you cite the source and the author plus the links for Poesur: poesur@gmail.com http://www.poesur.com/

Actualizado: 26 de Febrero de 2014